Pasos a seguir para comprar una casa en España

Todo el mundo sabe el quebradero de cabeza que puede suponer comprar una casa, incluso si es la primera vez sobre todo si es la primera vez. Siempre dispuestos a echar una mano, Pisos Myramar te guiará por sencillos pasos a seguir para comprar una casa en España.

Ordena tu presupuesto

Lo primero es saber cuánto puedes gastar en la compra de tu nueva vivienda en España y cuánto tienes ahorrado. Si lo calculas en función de tus ingresos mensuales, tu presupuesto no debería superar el 35%-40% de tus ingresos netos mensuales.

¿Cómo va a pagar? Hay varias opciones a la hora de pagar tu casa:

  • Pago único: Pagar el precio total de venta de la vivienda de forma directa al vendedor, normalmente mediante un cheque bancario a su nombre que entregas al firmar la escritura de la vivienda.
  • Préstamo hipotecario: Conseguir una hipoteca, ya sea en el banco en España o en casa, utilizando la propia propiedad como garantía contra el impago. Dependiendo de la edad y de otras circunstancias, los plazos de pago pueden ser de hasta 40 años, y los bancos suelen ofrecer un préstamo del 80% del valor de la vivienda y el 20% restante lo paga el comprador.

Subrogación de la hipoteca

Cambiar el nombre del deudor de una hipoteca existente sobre el inmueble a tu nombre, asumiendo todos los derechos y responsabilidades de la misma y convirtiéndote en el nuevo pagador de la hipoteca. Esto debe solicitarse a la misma entidad bancaria con la que ya existe la hipoteca. Una de las ventajas de subrogar una hipoteca es que te ahorras todos los gastos de una nueva hipoteca, pero por otro lado, las condiciones son fijas y no puedes adaptarlas a tus necesidades.

Decide qué tipo de vivienda quieres y dónde, ya sea de nueva construcción o de segunda mano, libre o protegida, en primera línea de mar o en una ciudad. Debes elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y situación personal.

Elija un vendedor

Una vez que haya decidido dónde comprar y cuánto gastar, su búsqueda será mucho más centrada y productiva.

Recuerda que la negociación del precio y las condiciones de venta dependen del tipo de vendedor, así que elige bien entre un vendedor particular, una agencia inmobiliaria, promotores o bancos, porque cada uno tiene sus pros y sus contras.

Visite el inmueble, hable con los vecinos e inspeccione el lugar de arriba a abajo. Cuando vayas a visitar un lugar, toma notas, comprueba las medidas y haz fotos de todo lo que te llame la atención. Fíjate en la distribución del espacio y de las habitaciones, en la orientación de la vivienda, en la luminosidad y la ventilación, en el estado de las instalaciones fijas, en la instalación eléctrica y en el rendimiento energético, en el nivel de ruido y en lo que hay en el barrio… En definitiva, sé minucioso en tu primera visita a una vivienda.

Haz una oferta (no podrán rechazarla):

  • Acude al Registro de la Propiedad para conocer todos los detalles del inmueble y ajusta tu oferta en consecuencia.
  • Asegúrate de que tienes la hipoteca en regla para poder hacer esa oferta.
  • Vuelve a ver el inmueble, para asegurarte, antes de hacer la oferta.

Firme el contrato de arras

Este es el primer contrato que se suele firmar y es una especie de salvaguarda preliminar de los derechos del comprador y del vendedor, asegurando que ambos van a entrar en el acuerdo de venta. Al firmar, tendrás que pagar un 10% de fianza por la casa, y con ello asumes todos los derechos y responsabilidades de un comprador. Si más tarde, como comprador, decides no seguir adelante con la transacción, perderás este depósito, pero si el vendedor cancela la venta a ti, tendrá que devolverte el depósito.

Firmar el título de propiedad

Esta parte del proceso de compra debe hacerse ante un notario con la presencia del comprador y el vendedor. La escritura debe contener una descripción de la propiedad, así como la explicación de cualquier hipoteca o carga sobre la casa, el precio final de venta acordado y cómo se pagará, además de los impuestos y gastos relacionados con la venta. Esta es también una buena oportunidad para comprobar que todos los documentos están presentes y son correctos, como el certificado de eficiencia energética, el seguro, si procede, y las facturas de los últimos pagos de impuestos y gastos de la comunidad.

Pagar los gastos de transacción y los impuestos. Los principales gastos que hay que pagar al comprar una vivienda en España son el impuesto de transmisiones patrimoniales y el IVA, el impuesto de plusvalía, los gastos de notaría, el pago para inscribir su nombre en el Registro de la Propiedad y cualquier gasto relacionado con la hipoteca.

Cambiar el nombre en las facturas de energía, agua y gas. Hay que notificar a las compañías energéticas y a cualquier otro proveedor de servicios que usted es el nuevo propietario y que pagará las facturas a partir de ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.